Cinco oros y una plata para el Hankuk International School en el Campeonato de Europa de Clubes

Tras una época de transición social en la que la vida tal y como la conocíamos se ha visto expuesta a cambios radicales, hemos podido volver a pisar el tapiz en el Campeonato de Europa de Clubes de Taekwondo en Croacia, del cual no solo traemos la ilusión de escuchar de nuevo el eco de las respiraciones antes de salir a competir, las caras de concentración en hacer combates que respeten todas las técnicas y nos hagan disfrutar, como siempre han hecho. A pesar de los entrenamientos llevados a cabo desde que la pandemia nos llevó a un confinamiento total, viéndonos a través de una webcam, enseñando a nuestras familias como entrenábamos en el Club con nuestro equipo para que pudieran ayudarnos en el proceso.

Fue duro, pero en junio vimos, al igual que todas las personas, un poquito de luz al poder entrenar, aunque fuera en grupos reducidos, en la calle. Sonreíamos a sabiendas de que el COVID 19 nos había quitado muchos momentos por disfrutar, pero no podíamos dejar que eso nos detuviera, había que ver todo lo que quedaba por venir, fuera antes o después e, inevitablemente, ha llegado.

Nuestro equipo ha podido viajar a Croacia y no se vuelven con las manos vacías, sino que además de la sensación de revivir al pisar el tapiz, han conseguido un total de 5 medallas de Oro y 1 de Plata con 6 deportistas. Además, en la clasificación general por equipos de la categoría cadete quedamos en segunda posición y terceros en la clasificación general de todas las categorías. En la modalidad Cadete las tres competidoras se hicieron con el Oro después de dejar nuestro sello allí. Sofía García en -37 Kg, Luana Marton en -55 Kg y Viviana Marton en -59 Kg, de nuevo, las gemelas Marton Kiss hicieron temblar a sus rivales, las cuales acabaron sofocadas ante la imparable actitud de ellas.

En la Modalidad Junior, fueron nuestros competidores Iker Abad en -59 Kg quien logró hacerse con el Oro y Sergio Reguera en -55 Kg que obtuvo la Plata. Finalmente, en la categoría Sub 21 Laura Rodríguez impasible ante sus rivales, consiguió llegar a la final como una tormenta sin avisar, pillando desprevenidas a todas sus contrincantes, hasta el punto de dejarlas sin aliento.

El primer Campeonato de muchos que vienen, las primeras medallas tras haber renacido, las primeras sensaciones de victoria, pero lo mejor de todo, las primeras sensaciones de trabajar en equipo de manera constante ante cualquier dificultad que la vida nos pusiera por delante.

 

Fuente: Andrea Gómez Martín.

Foto: Hankuk International School.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *